CV ciego, ¿una medida útil?

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha propuesto a comienzos de este año un programa piloto para luchar contra la discriminación laboral y motivar la paridad entre hombres y mujeres. Se trata del conocido «curriculum ciego», una modalidad del CV que no muestra ni el sexo, nombre, apellidos ni fotografía. Los defensores de este tipo de curriculums aseguran que estos datos no están relacionadas con las capacidades de un profesional para realizar su trabajo y, por lo tanto, son prescindibles.

España es el sexto país de la UE con la mayor brecha salarial de género, según datos de Eurostat publicados en 2016. Esto significa que las mujeres españolas ganaron en 2014 un 18,8% menos que los hombres (la media en Europa es del 16,1%). Para solucionarlo, países como Francia, Países Bajos, Suecia o Finlandia han probado diferentes iniciativas para garantizar la igualdad en la contratación.

Un buen ejemplo de ello ha sido el tomado por el Ayuntamiento de La Haya (Holanda), que ha comenzado recientemente a promover curriculums sin el nombre y el país de origen del postulante para que no salgan perjudicadas las personas de minorías étnicas.

El pasado mes de agosto el Diario Sur nos preguntó sobre lo que opinábamos desde nuestra empresa como consultora de recursos humanos. Aunque aún el Ministerio no ha hecho ningún movimiento al respecto, sí vemos que puede ser positivo para evitar situaciones de discriminación. Conoce más del artículo aquí.

No obstante, la mayoría  está de acuerdo en que el uso de curriculums ciegos es solo un primer paso. Es necesario producir un cambio de mentalidad general que consiga minimizar los prejuicios y los estereotipos en las contrataciones, por lo cual será necesaria una transformación social profunda y un enfoque a largo plazo.

¿Y tú?, ¿estás a favor o en contra del curriculum ciego?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *