El Inbound Talent: la nueva estrategia para la selección de candidatos

El Inbound Talent es una nueva tendencia que tiene como objetivo realizar una nueva aproximación a la gestión de los recursos humanos basándose en la manera de trabajar del Inbound Marketing. Esta nueva metodología involucra activa y voluntariamente al usuario (ya sea empleado, candidato, etc.) y con un evidente aporte de valor (claramente percibido por este), apoyándose para ello en técnicas y procesos, tanto de recursos humanos como de marketing.

Esta nueva técnica consta de cuatro fases que establecen la relación del usuario con los procesos de recursos humanos: Atraer, convertir, fidelizar y enamorar.

La primera fase, ‘Atraer’, busca establecer una relación con las personas adecuadas para cubrir las necesidades organizativas. El objetivo de la segunda fase, ‘Convertir’, es que la persona asimile la cultura de la organización y se convierta en un integrante productivo cuanto antes. La siguiente fase es ‘Fidelizar’ y es cuando la organización creará una estrategia para retener el talento y el conocimiento a largo plazo. La última fase se denomina ‘Enamorar’ y es la que activará los procedimientos que permitan a los empleados ser los primeros promotores de la marca.

La primera fase es la más importante, ya que es la que sienta las bases del éxito. Por ello es importante resaltar que se deberá invertir en este paso para que los siguientes sean exitosos.

Cuando buscamos a alguien que ocupe un puesto de trabajo disponible, tenemos que tener claro cuáles son sus funciones y estas vendrán determinadas por las últimas que desarrolló el empleado que ocupaba dicho puesto, que no serán las mismas que cuando lo inició. Una vez identificada la necesidad a cubrir y elaborada una planificación para conseguirlo, hay que seguir una estrategia.

El primer paso a seguir es la publicación. Es necesario que nuestra imagen sea la de una empresa cercana y demostrar las ventajas de trabajar en ella. Ten en cuenta que falsear este punto se volverá en nuestra contra si queremos que los candidatos sean más adelante embajadores de nuestra marca o empleados contentos.

Para ello, nos haremos con varios aliados como serán la publicación en redes sociales, ya que tus futuros candidatos pueden estar entre tus seguidores; una página de empleo corporativa, que refleje tus valores y la cultura de la empresa; Employer Branding, ya que cada vez son más populares en la búsqueda de empleo los portales en los que los empleados pueden dar su opinión sobre la empresa.

El segundo paso es la captación, hay que atraer a los candidatos, poniéndoles nombre y convenciéndoles de las ventajas de unirse a tu equipo. Esto lo podremos hacer a través de las ofertas de empleo, que deben ser atrayentes para que el candidato pinche en ellas y las páginas de empleo, las cuales deben facilitar la inscripción a través de formularios cortos e integrado con las redes sociales, que cuenten además con una respuesta rápida, ya sea positiva o negativa.

Posteriormente, hay que  realizar la criba, ya que una organización está obligada a encontrar candidatos cualificados y esto será más fácil si los pasos anteriores se han realizado bien.

El cuarto paso es el seguimiento, hay que hacer todo lo posible para que los posibles candidatos respondan. Para ello, hay que seguir tres reglas básicas: hacer un seguimiento aunque no haya nada importante que transmitir, hacerlo rápido en las siguientes 48 horas y hacerlo de maneras diferentes.

El siguiente paso es el proceso inclusivo, en el que se hace imprescindible un software de reclutamiento que actúe a modo de CRM para establecer una relación duradera con el candidato y mantenerlo informado en todo momento. Así, hay que establecer una comunicación fluida con él e informarle de todo el proceso de selección.

El último paso es Onboarding. Tanto si han sido contratados o descartados, estos perfiles son los mejores embajadores para tu marca empleadora. Si los has contratado, en esta fase se debe iniciar el proceso de incorporación a la empresa cuanto antes, para que puedan experimentar que todo lo que se les ha contado hasta ahora y han visto es real.

Toda metodología o proceso que apliquemos debe ser objeto de análisis para determinar su tasa de éxito frente a lo que se venía haciendo antes o los ajustes que preparemos de cara a futuro. Es importante tener acceso a esta información de manera estructurada en tiempo real, de tal forma que se puedan detectar y aprovechar oportunidades en el mismo momento.

 

Fuente: Meta4. Inbound Recruiting, atraer para enamorar. [archivo PDF]

2 comentarios sobre “El Inbound Talent: la nueva estrategia para la selección de candidatos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *