Employer Branding: la nueva estrategia en RRHH para atraer a futuros empleados

¿Te has planteado alguna vez por qué recibes multitud de currículums pero ninguno se ajusta a lo que buscas o no son lo suficientemente buenos? Quizás sea porque no estás vendiendo bien tu empresa a tus futuros candidatos. ¿Sabes qué es el Employer Branding? En términos de recursos humanos se podría definir como la marca de una empresa como empleador. Es decir, sería la imagen de una compañía que perciben sus tres públicos: sus clientes, sus empleados y, sobre todo, sus posibles candidatos.

Desde HRCS, empresa consultora de rrhh en Málaga, te damos las claves de por qué es importante tener en cuenta este término y cómo acuñarlo como parte indispensable en la selección de personal.

En primer término, es muy importante cuidar la imagen que da tu empresa con sus empleados porque los futuros candidatos tienen esta información a su alcance con un solo click. Antes de elegir tu empresa como lugar de trabajo buscarán todo lo relacionado con ella en Internet, accediendo a las opiniones de otros trabajadores que ya forman parte de la plantilla. Es un paso que debemos tener en cuenta cuando pongamos en marcha un proceso de selección.

Por ello, la estrategia de employer branding a seguir debe centrarse en dos direcciones. Por un lado, la interna. Hay que fomentar el compromiso de los empleados actuales, ya que serán los mejores embajadores de la marca, a través de la participación en foros, compartiendo sus experiencias y, de esta forma, enganchando al resto de profesionales. Y, por otro lado, la externa. Hay que atraer y retener a los empleados transmitiendo los valores de la empresa, que la vean como un lugar ideal donde trabajar.

De esta forma, se hace vital invertir en esta estrategia desde el área de recursos humanos. Gracias  a ello, la compañía se beneficiará de multitud de ventajas. Entre ellas:

– Hará que haya una entrada constante de candidatos, evitando así la escasez de talento.

– Contará con empleados más fieles, por lo que verá reducidos el absentismo y la rotación de personal.

– Los empleados estarán motivados e implicados, ya que tendrán reforzados el sentimiento de pertenencia a la compañía gracias a esta estrategia.

– Y, por último, será un valor a destacar de cara a la competencia, ya que creara una imagen de marca potente en los tres públicos mencionados anteriormente: empleados, clientes y futuros candidatos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *