Cómo vestir para una entrevista de trabajo

Después de un proceso de selección, si resultas elegido, lo habitual es enfrentarse a una entrevista de trabajo. Muchas veces nos cuestionamos qué vestuario elegir, por ello, desde HRCS como consultora de rrhh y experta en procesos de selección os daremos algunas claves para que llevéis una vestimenta adecuada para esta situación.

El primer paso que debéis tomar es informaros sobre qué tipo de empresa ha publicado la oferta de empleo a la que os habéis inscrito. En la mayoría de los casos, es aconsejable optar por un vestuario clásico, pero si la empresa es de corte moderno, si se dedica al mundo tecnológico o creativo, puede optarse por un código más informal, pero siempre cuidado. Es decir, se puede elegir un pantalón de pinzas y un polo o un vaquero y una camisa clásica acompañados de zapatos tipo mocasín en el caso de los hombres y las mujeres optar por una falda y blusa sencillas, pero dejando de lado los complementos llamativos.

Como la opción más habitual por la que solemos decantarnos es el estilo clásico, te damos una serie de consejos para no desentonar e ir acorde con este código de vestimenta:

– El color principal de la vestimenta es mejor que sea azul marino, gris, gris marengo o negro, ya sea el traje de los hombres y las mujeres como la chaqueta, la falda o el vestido en el caso de estas últimas. Las camisas, en cambio, deben ser colores claros que complementen a los oscuros del resto de prendas. Se ha de tener cuidado que esta no se transparente demasiado y deje ver parte de la ropa interior. Si se opta por el gris para la vestimenta principal, elegir el azul cobalto para contrastar. Prohibido el animal print.

– Los hombres deben evitar vestir con camisetas, mejor utilizar camisas. Las mujeres optar por manga larga o francesa en lugar de tirantes. Evitar los escotes y la minifalda. Si eliges falda, debes usar medias.

– Los zapatos masculinos deben ser de corte clásico y oscuros. Los femeninos mejor de bajo o medio tacón y cerrados.

– En cuanto a los complementos, la corbata debe ser lisa o con pequeños estampados, pero mejor en tonos sobrios que se combinen con el color elegido para el traje. Se debe evitar ir con numerosas joyas, mejor un solo anillo y el reloj. Es mejor prescindir de los piercings para la entrevista y ocultar los tatuajes.

– Por supuesto, hay que cuidar los detalles. Llevar el cabello limpio y las uñas presentables. Las mujeres deben optar por colores neutros para pintarlas. Utilizar perfumes poco llamativos y evitar llegar a la entrevista oliendo a tabaco.

– Por último, no vestir prendas demasiado pequeñas o grandes ni ropa desgastada.

Además, aconsejamos tener un segundo traje o vestimenta adecuada por si se necesita otra entrevista más durante el proceso de selección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *