Evaluación del desempeño: el camino para alcanzar los objetivos de las empresas y los empleados

¿Has pensado lo importante que es conocer las capacidades y necesidades de tus empleados? ¿Se dedica tu departamento de recursos humanos a evaluar dichas competencias? Para que tu empresa sea lo más eficiente posible, lo mejor es que realices una evaluación del desempeño entre los trabajadores de la compañía. Para llevarla a cabo puedes contar con una consultora externa de rrhh como es HRCS.

La evaluación del desempeño es un proceso que permite medir en el personal las competencias generales y específicas claves para la empresa. El objetivo es ayudar a los empleados a mejorar en su desarrollo profesional valorando sus competencias, reforzándolas y potenciándolas.

El objetivo final es contar con un modelo totalmente adaptado a la estructura de la compañía y una herramienta ágil y eficaz. Se consideran, además, las necesidades de crecimiento profesional actuales y futuras de todo el equipo.

¿Por qué es importante dicha evaluación?

La evaluación es importante porque cada persona es responsable e impulsora de su propio desarrollo profesional y, con este, el de la compañía. Solo así conseguirás potenciar tus competencias, además solo proporcionando apoyo y desarrollo a cada uno de los miembros de tu equipo lograrás retener el talento, motivar y sacar lo mejor de cada persona. En definitiva, poner el foco en las personas y ayudar a su desarrollo profesional es la base para alcanzar los resultados de tu departamento y, por tanto, de la compañía.

Al ser evaluado, el empleado podrá conocer su grado de avance profesional, saber lo que su responsable espera de él, en qué puede mejorar y cómo hacerlo. También es el momento de que el trabajador plantee sus experiencias y expectativas profesionales, así como cualquier problema que haya podido tener, ya que proporciona una mayor comunicación con sus superiores, es una oportunidad para potenciar los puntos fuertes.

La evaluación del desempeño lleva acciones encaminadas a la mejora del desarrollo profesional y de la organización, siendo un modelo de evaluación vivo y adaptado al mercado, lo que permitirá ser más y mejores profesionales.

¿Cómo conseguir una buena evaluación del desempeño?

Para hacer una buena evaluación del desempeño, los evaluadores serán formados en la metodología y serán el vehículo para realizar una evaluación objetiva. En ningún caso tendrán el papel de premiar o castigar al evaluado, sus objetivos serán dialogar, proponer, cooperar… Además, la idea es que, en la medida de lo posible, este equipo de evaluadores rote cada año, cambiando la relación de evaluados asignados e incorporando nuevos evaluadores al equipo.

La evaluación se realizará en 3 fases:

1. Autoevaluación: Cada persona autoevalúa sus competencias. La duración media está en torno a 60 y 90 minutos y puede fraccionarse en función de la disponibilidad que tenga el evaluado.

2. Evaluación del evaluador: Cada evaluado tendrá asignado un evaluador, que evaluará las competencias de cada persona asignada.

3. Consenso: Una vez realizadas las dos evaluaciones anteriores, evaluado y evaluador se reunirán para revisar ambas evaluaciones y consensuar los resultados obtenidos. Definiendo, además, una serie de medidas de acompañamiento para reforzar aquellas competencias que necesiten alcanzar mayores niveles para el desempeño del puesto actual o para potenciar competencias en las que destaca de forma especial.

Existirá, a su vez, un grupo de calidad de evaluación del desempeño que estará a disposición de ambos protagonistas durante todo el proceso para formarles, informarles, solventar dudas y cualquier otra necesidad que surja. Además, puede acompañar a los evaluadores en sesiones de consenso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *